Nava de la Asunción (Segovia - España) · Tlf: 921 58 00 12     -Localización-   -Contacto-
 

LA EMPRESA: AYER, HOY Y MAÑANA…

 
240
AYER, HOY Y MAÑANA...
La nuestra es una empresa familiar con unos orígenes centenarios. Allá alrededor del año 1907, Justo García comenzó esta nuestra andadura realizando los primeros ladrillos, esos ladrillos que desgastaban las manos, los mismos que se tendían al suelo y se esperaba pacientemente su secado. Aquellos ladrillos que se colocaban en el horno, uno a uno, y se cocían con ramera u otros materiales que anteriormente se recogieron de nuestros frondosos y abundantes pinares, por supuesto a mano.

 

Jesús García siguió los pasos de Justo, su padre, y a lo largo de su vida fue mecanizando poco a poco los pasos de la producción, que hasta ese momento parecían imposibles de mecanizar… Y es que en esa época ya se comenzaba a percibir aquel sentimiento de mejora continua que hoy aún tenemos muy presente.

Pero la gran explosión de desarrollo fue posterior, cuando los nietos del primer ceramista, Eduardo y Justo José García, iniciaron una gran revolución que desencadenó en la casi completa mecanización de la cerámica y la creación en el año 1989 de una nueva planta dedicada al material gresificado. A partir de esa fecha han sido constantes las mejoras técnicas, teniendo siempre especial interés en la calidad garantizada de todos nuestros materiales y en la conservación del medio ambiente en todos los procesos de producción.

Actualmente seguimos teniendo intacto el afán de superación. Gracias a ello continuamos mejorando la calidad de nuestros productos, confeccionando nuevas piezas y diseñando futuros materiales con el fin de cubrir las nuevas necesidades de nuestros fieles clientes, y de esta manera seguir consagrando a Gres de Nava S.L. como una de las empresas cerámicas con mayor proyección del panorama nacional.

Aún habiendo sido en la última etapa, la etapa del gran desarrollo, nuestros antepasados siguen siendo recordados y admirados, porque todo lo que tenemos y todo a lo que podemos aspirar se lo debemos a ELLOS.

 

252
VISTA EXTERIOR DE LA FÁBRICA